Carlos Yáñez

NOMBRE: CARLOS YÁÑEZ

PROFESIÓN: COMUNICÓLOGO

EDAD: 31 AÑOS

NACIONALIDAD: MEXICANO

TWITTER: SPIDERFLACKMAN

 

ROSARIO (R) ¿Cuándo eras niño, qué era lo que más disfrutabas?

CHARLIE (C) Ver la tele. Me acuerdo que me gustaban mucho los ThunderCats, los Halcones GalácticosSilverhawks-. Ya en tiempos más posteriores Dragon Ball Z. Me acuerdo que me levantaba temprano para ver las caricaturas; en aquel entonces, no había televisión las 24 horas del día y esperábamos mi hermano a que empezara la programación, como a las 8 de la mañana… Empezaba con caricaturas horribles, ya después venían las buenas.

 

R.- ¿Y con tu hermano qué jugabas?

C.- ¡Híjole! No sé, un poco de todo. Nos gustaba jugar carritos, andábamos en nuestras avalanchas, salíamos a jugar en bicicletas. Fíjate que a mi hermano no lo veo tanto así como a mi hermano es como una extensión de mí mismo. Hay muchas anécdotas que no las cuento en singular sino en plural “es que fuimos, es que hicimos, pasamos, nos pasó”.

De repente me acuerdo mucho que le decíamos a mi mamá que queríamos un hermanito y mi mamá nos decía “no, pues tú ya lo tienes a él y él ya te tiene a ti” -y nosotros- “no pues es que él no cuenta”; no en mala onda que no contara como hermano sino que él siempre ha estado ahí y hacía falta uno nuevo. Al final de cuentas no me concibo sin él.

 

R.- De tu familia ¿Con quién te identificas más?

C.- Con mi hermano. ¡Sí! Más que con mi papá o mi mamá. Somos gemelos, entonces, definitivamente no hay nadie en el mundo que me entienda como él me entiende. Con una mirada ya sabemos qué estamos pensando.

 

R.- ¿Y quién es más grande?

C.- Yo, por 10 minutos, bueno, eso dice el acta de nacimiento. Y eso dijeron los doctores pero no, no me consta… -risas-. A mí se me hace que 10 minutos fueron mucho tiempo para una cesárea.

 

R.- En este momento de tu vida ¿Con qué te identificas o cómo te describirías?

C.- Es algo que llevo pensando mucho tiempo. Soy feliz, estoy bien, eso soy…¡Soy la pura sensación! Me gusta estar contento en el lugar en el que esté; hace rato te contaba de mi trabajo nuevo, estoy 12 horas ahí, ha sido muy pesado pero aún así sonrío y estoy contento en el lugar de trabajo. Aunque es difícil disfrutar el lugar de trabajo, yo creo que es importante tener una buena actitud donde quiera que uno esté.

 

R.- ¿Cuál es tu sueño favorito? Real o ficticio.

C.- Donde viajo por el mundo. Donde tengo el tiempo y dinero suficiente para hacerlo sin preocuparme.

 

R.- ¿Qué personaje de la historia te gustaría ser o en que época de la historia te gustaría vivir y por qué?

C.- Fíjate que cuando era niño yo quería ser como un Niño Héroe, a mi siempre me ha gustado mucho la Historia, y yo me identificaba y decía “bueno, es que estos niños son héroes y dieron la vida por algo en lo que creían”, ya después creces y te das cuenta que las guerras no son buenas y que tal vez entregarte por la causa de un país no necesariamente tiene que ser justa o correcta pero el hecho de entregarme así a algo siempre era como mi sueño. Morir por algo, por un ideal.

 

R.- ¿Y lo sigues creyendo?

C.- Tal vez no morir, tal vez vivir por ello…

 

R.- ¿Qué libro me recomiendes leer?

C.- La biblia -risas-. Viaje a Ixtlán de Carlos Castaneda. Sé que es una saga completa pero ese es el que yo leí y te da una percepción diferente del Universo, es muy interesante y te das cuenta que las cosas no sólo son el mundo que vemos sino que también hay un Universo que no vemos pero que también podemos acceder a través de ciertas sustancias y/o rituales.

 

R.- ¿En qué momento de tu vida leíste ese libro?

C.- Fue cuando estaba en mi primer año de la Universidad.

 

R.- ¿Y te sirvió?

C.- Sí, me cambió la vida. Definitivamente. Ése, entre otros libros, pero en ese momento fue un libro que marcó y me hizo percibir el mundo de una manera distinta.

 

R.- Para ti, ¿qué significa lo que haces?

C.- Cuando yo entré hace 7 años y medio la periódico Estadio, dije “No, en un periódico no, esto no es lo mío. A lo más voy a estar 1 año aquí porque necesito el dinero pero nada más”. De repente 1 año se convirtió en 2, de repente vino una leve mejora económica. Luego me dieron una computadora más simpática, luego me ascendieron, nos cambiaron de piso, nos volvieron a ascender. Fui encontrando pequeñas motivaciones y ya llevo 7 años y medio ahí. Hace un par de semanas cambié de los deportes a las finanzas y creo que es un nuevo reto para ser el mejor otra vez.

Donde ya estaba considero que ya era el mejor en lo que hacía y ahora llego a hacer el mejor en otro lado.

 

R.- ¿Y qué te motivó para tomar la decisión de un cambio tan drástico, de deportes a finanzas y que pueda implicar un reto para ti?

C.- Primero fue el dinero, sí, me vendí por unos pesos. Y en segundo, cuando estuve tomando terapia psicológica, hubo un momento de mi vida que estaba perdido, extraviado, estancado y mi psicóloga me dijo “lo que necesitas hacer es darle un cambio drástico a tu vida. No temas a asumir nuevos retos, no temas a salir de tu zona de confort”.

Cuando me ofrecieron el puesto yo estaba pensando “¡Finanzas, no guacala! Con este equipo de trabajo que yo los veo No guacala. No quiero salir de mi zona de confort, estoy bien donde estoy pero quiero más dinero y es un nuevo reto”. Todo eso pasó rapidísimo en mi mente pero lo único que respondí con toda seguridad fue “Sí quiero, sí acepto, sí asumo el reto”

 

R.- ¿Y cómo te lo ofrecieron o por qué a ti?

C.- Después de 7 años y medio de estar en Estadio, periódico de deportes. Pues yo consideré que yo merecía un poco más de ingresos, me acerqué con los jefes y pedí un aumento. Tristemente me dijeron que “los aumentos aquí no existen. Eso aquí no hay. Lo que podemos hacer es que ya sabemos que tienes esa inquietud, entonces cuando salga una plaza en otra cosa donde haya un mejor ingreso pues serás el primero en estar considerado” Yo creo que no fue nada más por todo el tiempo que llevo trabajando ahí sino porque ya saben que trabajo bien y que hago que las cosas funcionen.

 

R.- ¿Y cómo te visualizas en un futuro?

C.- Viajando por el mundo o viviendo en Australia.

 

R.- ¿Por qué Australia?

C.- Por que me gusta su acento.

 

R.- ¿Y lo entiendes?

C.- Sí, pues hablo inglés. En mi otro empleo doy clases de inglés por las mañanas, en una preparatoria.

 

R.- ¿Ahorita das clases?

C.- Ajá, es como prepa abierta, bachillerato tecnológico le llaman y en las mañanas doy clases y en las tardes me voy al periódico. Pues más o menos le entiendo al inglés y tengo ganas de perfeccionarlo y agarrar acento, en vez de gringo, acento australiano o casi inglés.

 

R.- ¡Órale! Eso no lo sabía de ti…

C.- Soy todo un docente…

R.- ¡Sí! ¡Ya escucho!

 

R.- Lo primero que se te venga a la mente:

C.-

  • Color: Rojo,
  • Lugar: La playa,
  • Tu héroe favorito: Spiderman.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s